Claves para rodar en llano con tu bicicleta de carretera correctamente

Claves para rodar en llano con tu bicicleta de carretera correctamente
Para rodar con nuestra bici de carretera no hay que ser un experto en ciclismo debido a que es una tarea sencilla que todo el mundo puede realizar. Asimismo, al rodar en llano conseguimos que nuestro cuerpo se habitúe a realizar ejercicio y esto nos permitirá asimilar mejor los distintos retos a los que nos enfrentamos en ciclismo.

Sin embargo, para hacerlo de una forma idónea y obtener un buen rendimiento hay que conocer algunos aspectos primordiales como son la cadencia, el desarrollo y la posición que llevar en este vehículo.


Cadencia

En primer lugar, el ritmo al que vayamos pedaleando va a ser la clave para marcar nuestra trayectoria en este tipo de terrenos. De este modo, una cadencia elevada nos permitirá rodar con más fluidez y a la vez no cargaremos en exceso los músculos, así como recorreremos más distancia a una velocidad mayor y nuestros resultados serán mejores. Asimismo, si nuestra cadencia es demasiado baja, nuestros músculos se cargarán en gran medida y nos sentiremos más cansados, por lo que agotaremos antes nuestra resistencia y tendremos que abandonar el circuito enseguida.


Desarrollo

En segundo lugar, tenemos que ajustar bien las diferentes partes de nuestra bici según el recorrido que vayamos a realizar. En este caso, llevar un plato grande es lo idóneo para rodar en llano, pero siempre acorde con nuestra cadencia ya que si no tendremos dificultades para seguir con nuestro recorrido. Además, es necesario probar con los piñones hasta que encontremos el que se ajuste más a nuestras necesidades. Por lo que, no dejes de probar hasta encontrar el tuyo, esto te hará ganar mayor dinamismo sobre tu bici. ¡Es cuestión de ir lo más cómodos posibles!
Destacar, que, si queremos afrontar rutas que presentan dificultades en su recorrido, deberíamos probar con diferentes estilos y posiciones para practicar diversos aspectos como las series en sprint, donde ganaremos agilidad; o, series de fuerza para superar con mayor facilidad las subidas o desniveles, como explicamos en Cusfit en el artículo que trata sobre hacer frente a los grandes desniveles de montaña.


Posición

En tercer lugar, lo ideal para coger resistencia sobre nuestra bici es llevar una postura lo más cómoda posible, y, además, es bueno variar si la distancia que vamos a realizar es extensa para romper con la monotonía. De este modo, podremos ir con la postura básica del ciclista, sentados en nuestra bici agarrando el manillar con las manos de forma normal, y, hacer tramos de pie para estirar las piernas. También, para conseguir una postura más aerodinámica, podemos colocar las manos debajo del manillar, posición con la que lograremos ganar velocidad y conseguiremos recorrer cada vez distancias más largas. Y, otra posibilidad es colocar las manos sobre las manetas mientras flexionamos los codos 90 grados; de este modo iremos más relajados y nuestro tronco permanecerá más elevado. ¡Eso ya depende de tus propósitos!


Finalmente, en todo momento, debes ir lo más sujeto posible a tu bici y llevar un ritmo con el que te veas cómodo, controlando tu respiración.

¡Tú eres el dueño de tus propios límites!

Leave a Reply

* Name:
* E-mail: (Not Published)
   Website: (Site url withhttp://)
* Comment:
Type Code