Calentamiento para controlar la respiración en ciclismo

Calentamiento para controlar la respiración en ciclismo
Para todo deporte, uno de los aspectos más importantes que hay que tener en cuenta es respirar de una forma adecuada. De este modo, en ciclismo es muy importante saber respirar bien para afrontar nuestros retos con mayor facilidad. Por ello, en Cusfit te mostramos cuatro ejercicios para ayudarte a entrenar este aspecto, debido a que en muchas ocasiones ni pensamos en los beneficios que puede ocasionar respirar de una forma correcta. ¡No pierdas detalle!


Utiliza un balón medicinal

Para este entrenamiento solamente es necesario un balón medicinal, el peso de este elemento varía según la persona, así que elígelo según te veas de preparado físicamente.

Existen multitud de ejercicios que realizar, y, aquí te exponemos algunos de ellos:


Tumbados en el suelo

Nos colocamos en el suelo tumbados, con los brazos rectos hacia atrás y sin despegar los pies del suelo con las rodillas flexionadas. De esta forma, hacemos un abdominal a la vez que movemos el balón elevando los brazos hasta el abdomen, y, al volver a nuestra postura inicial no rozamos el suelo con el balón. De esta forma, conseguiremos entrenar la respiración con la repetición de este movimiento, así como ejercitaremos nuestro abdomen y los glúteos. Realizaremos entre 10-15 repeticiones con un descanso de 3-4 minutos entre cada serie.


Brazos extendidos

En esta ocasión nos ponemos de pie con las piernas abiertas, mientras nuestros brazos permanecen extendidos y se desplazan hacia los lados formando un ángulo de 90º con el tronco. De este modo, moveremos el balón de un lado a otro realizando 15-20 repeticiones y descansado 2-3 minutos entre cada ejercicio. De esta forma controlaremos la respiración de forma progresiva. ¡Es muy importante que no hagas movimientos bruscos y solamente ejercites el tronco!


Cuerpo alineado

Este ejercicio es uno de lo más sencillos, pero debemos tener cuidado para no sufrir ninguna lesión si realizamos movimientos bruscos. Nos colocaremos de pie con las piernas abiertas y con los brazos rectos hacia arriba. Asimismo, consiste en subir y bajar el balón hasta la altura del abdomen, con un ángulo de 90º y con los brazos totalmente rectos. Destacar, que, solamente se mueve el tronco y muy lentamente sin hacer movimientos rápidos. Con unas 10-12 repeticiones y descansando 3-4 minutos entre cada serie será suficiente.


Piernas en el aire

En este caso, deberemos mantener las piernas en un ángulo de 90º en el aire, esto es, nos tumbamos en el suelo con los brazos estirados hacia atrás y nuestras piernas se colocan en esta posición. De este modo, subiremos y bajaremos hasta colocar el balón entre nuestras piernas y volveremos a nuestra posición anterior solo rozando el suelo con el balón. Este ejercicio, como podéis comprobar, es de los más duros, pero a la vez trabajamos prácticamente todo el cuerpo y nuestra respiración en gran medida por el gran esfuerzo que supone. Realizaremos 8-10 repeticiones descansado entre cada serie 4-5 minutos.


Finalmente, con estos ejercicios que te hemos mostrado, conseguirás trabajar la respiración inspirando y espirando en cada uno de éstos de forma constante y así practicarás este aspecto tan importante. Resaltar, que es fundamental que realices este entrenamiento con frecuencia sobre todo si te enfrentas a rutas de montaña, ya que éstas tienen un carácter más duro. Asimismo, con el paso del tiempo notarás grandes cambios en tu rendimiento, ya que una buena respiración puede cambiar de forma favorable tu trayectoria con la bicicleta.


¡Empieza a practicar cuanto antes, que todo son ventajas!

Leave a Reply

* Name:
* E-mail: (Not Published)
   Website: (Site url withhttp://)
* Comment:
Type Code