Cómo empezar a entrenar de manera profesional con la bicicleta

Cómo empezar a entrenar de manera profesional con la bicicleta
Para iniciarnos en el mundo del ciclismo de una forma más experta, lo primero que tenemos que tener en cuenta es la forma en la que vamos a adaptar el entrenamiento según las capacidades personales de cada uno. Así como, debemos cumplir una serie de pautas para potenciar estos límites y mejorar nuestro nivel físico según vamos adentrándonos en el ciclismo de una manera más seria.

De este modo, nuestra preparación se desarrollará de forma progresiva y se dividirá en tres fases:


Adaptación al entrenamiento

En primer lugar, debemos empezar por lo más básico de todo, esto es, salir a rodar con nuestra bici. Aunque parezca muy fácil, es necesario coger una rutina de entrenamiento en la que salgamos dos-tres veces a la semana, entre los 20 y los 40 minutos. Asimismo, conseguiremos que nuestro cuerpo se habitúe a generar un esfuerzo físico paulatinamente y, que, pueda aguantar los futuros recorridos de ámbito profesional con facilidad. Finalmente, en este periodo de adaptación, se recomienda permanecer entre las 3-4 semanas, según la forma física en la que se encuentre cada uno.


Marcar una distancia concreta

En segundo lugar, es conveniente marcarse un objetivo, que en nuestro caso será recorrer una distancia determinada. Podemos empezar con unos 20 kilómetros las dos semanas posteriores al finalizar la fase anterior, para ir acostumbrándonos a un recorrido medio, con una velocidad en la que vayamos cómodos, ¡pero que tampoco nos durmamos! Y, las tres semanas siguientes podemos incrementar unos 5 km por semana. Destacar, que, esta distancia es orientativa, ya que cada persona tendrá una forma física concreta y este recorrido te parecerá poco o quizás demasiado, por lo que, puedes hacer kilómetro arriba o abajo según te veas de preparado. Sin embargo, es primordial que te marques una distancia fija a la semana y que vayas aumentando los kilómetros como te hemos indicado.

Además, tú mismo vas a ver los progresos, ya que observarás el tiempo que tardas en hacer los kilómetros que te has propuesto. Y, por lo tanto, si tu forma física mejora progresivamente, tardarás un tiempo similar en los km que haces la primera semana, como en los que recorres en la cuarta, siendo éstos últimos más numerosos. ¡Todo es ponerse a pedalear!


Añadir sesiones

En tercer lugar, una vez hayas cumplido los dos pasos anteriores, observarás como tu nivel físico y tu rendimiento sobre la bicicleta han mejorado notablemente. De este modo, aumentarás tu rutina de entrenamiento a 4-5 días y el tiempo de éstas rondará la 1h15 – 1h30. Y, en cuanto al desarrollo de estas sesiones, puedes organizártelas según tu criterio. A modo de ejemplo, puedes practicar rodajes de corta duración a gran velocidad y posteriormente hacer un periodo de descanso con un rodaje suave para descargar las piernas; realizar ejercicios concretos para aumentar la fuerza sobre la bici, donde puedes guiarte con el post que escribimos en el blog de cusfit sobre este aspecto hace unas semanas… En este sentido, cada persona tiene unos objetivos concretos, por lo que debes realizar tus sesiones en función a éstos. Sin embargo, los consejos del tiempo de duración de éstas, o la distancia que hay que recorrer, son válidos para todos los ciclistas que quieran empezar a entrenar de forma más profesional.


Para concluir, el ciclismo es una forma ideal para conocer a gente y hacer buenos amigos, por lo que, durante tus entrenamientos tendrás la oportunidad de cruzarte con gente fantástica que comparte la misma afición que tú y con la que podrás entrenar y así amenizarte las sesiones de tu deporte favorito.


Recuerda, ¡todo sacrificio, tiene una recompensa!

Leave a Reply

* Name:
* E-mail: (Not Published)
   Website: (Site url withhttp://)
* Comment:
Type Code