Cómo mejorar la velocidad en ciclismo

Cómo mejorar la velocidad en ciclismo
Al entrenar con nuestra bici, desarrollamos distintas habilidades sobre este vehículo como son la resistencia, las subidas o la velocidad. En este post, vamos a ofrecer algunos consejos sobre cómo mejorar este último aspecto: la velocidad.
La velocidad es un factor importante en cualquier carrera de ciclismo debido a que ayuda a tener un mejor rendimiento sobre la bicicleta. Por lo tanto, para entrenar este elemento, se necesita una rutina continua de series, las cuales se tienen que desarrollar en terrenos llanos o con bajo desnivel. Además, hay que llevar un ritmo continuado y ágil en nuestras pedaladas, así como tener una buena técnica, lo que nos ayudará a ganar potencia.


Series

Estas sesiones de entrenamiento, se basan en realizar series de un tiempo determinado en cada sesión. Es decir, empezaremos con series de pocos segundos y alternaremos con series que puedan durar varios minutos. Un aspecto muy importante que tienes que tener en cuenta, es el periodo de recuperación que debe haber entre cada serie para que tu cuerpo asimile estas cargas continuadas y pueda prepararse para el siguiente esfuerzo.

A continuación, te recomendamos algunos ejercicios que puedes realizar en tus sesiones:


Sprints: 1-2 veces por semana

Como en cualquier otro deporte, los sprints se basan en realizar un recorrido determinado a la máxima velocidad posible. En el caso del ciclismo, en vez de hacer una distancia concreta, trabajaremos con un tiempo establecido. Este tiempo, oscilará entre los 10-12 segundos, y exprimiremos toda la fuerza y velocidad posible. Asimismo, desarrollaremos entre 8-10 repeticiones en cada sesión de entrenamiento, con un tiempo de recuperación entre cada sprint de aproximadamente 2 minutos. Finalmente, entre cada sesión de este tipo, deja pasar unos 3 días.


Ritmo: 2 sesiones semanales

Los ejercicios en los que se trabaja la relación de fuerza-velocidad, se practicarán en terrenos llanos con cuestas de bajo nivel. El objetivo de estas sesiones es lograr un ritmo rápido y a la vez trabajar la resistencia para conseguir una ritmo más óptimo. De este modo, puedes realizar dos series de 12-15 minutos, con una recuperación de unos 10 minutos. Asimismo, según te vayas adaptando a estos entrenamientos puedes aumentar el número de series o el tiempo de duración de éstas. Además, puedes controlar tu ritmo cardiaco con un pulsómetro para ayudarte a conocer tus limitaciones y progresos. Es muy importante que entre cada sesión pasen mínimo un par de días.


Velocidad-resistencia: 1 día semanal

Esta parte del entrenamiento se puede calificar como la más dura, ya que se basa en dar el máximo esfuerzo y en aguantar así el mayor tiempo posible. De este modo, haremos series muy intensas de 4-8 minutos, aguantando como si estuviésemos en una competición de verdad.  Entre cada serie descansaremos el mismo tiempo de duración de la serie que acabamos de realizar. Destacar, que, al tratarse de unas sesiones con una potencia tan elevada, es conveniente que entre cada una de ellas pasen unos 4 días.

Finalmente, un dato que debes tener muy en cuenta, es, que aunque la velocidad es importante a la hora de ir sobre nuestra bici, debemos practicar todas las destrezas para lograr un mejor rendimiento. Además, ir a una velocidad muy elevada puede hacer que tengamos una caída y que nos lesionemos gravemente. Y, también, uno de los aspectos que debes tener en cuenta a la hora de practicar la velocidad, es la climatología, debido a que el viento es un factor muy importante que puede perjudicarnos gravemente en este tipo de entrenamientos.


Esperamos que te haya servido de ayuda lo que te hemos contado. Y, recuerda, ¡cada uno tiene su propio ritmo y sus propias limitaciones, nunca hay que comparar nuestros resultados con los de un compañero!

Leave a Reply

* Name:
* E-mail: (Not Published)
   Website: (Site url withhttp://)
* Comment:
Type Code