La mejor ropa de ciclismo para el invierno

La mejor ropa de ciclismo para el invierno

Al llegar el invierno coger la bici puede resultar todo un reto… las bajas temperaturas hacen que uno se piense dos veces si subirse a la bici para ir al trabajo en vez de ir en coche o en metro, o si salir un rato a pedalear después de llegar de la oficina o quedarse en el sofá… Por lo que, desde CUSFIT te hacemos un repaso de las prendas que puedes utilizar con este frío para que ¡ni te quedes helado, ni acabes excediéndote de ropa que luego te resultará un estorbo!

Empezamos por la cabeza…

El casco no debe faltar nunca en nuestra equipación cada vez que nos subimos a una bici, ya que es un complemento de seguridad que nos protege de una caída inesperada. Y, en cualquier caso, debe tener unas aperturas de ventilación para que haya una buena transpiración y el sudor no se acumule. De este modo, cuando vayamos a hacer una ruta en temperaturas gélidas, es conveniente utilizar debajo del casco un gorro de tela transpirable e impermeable para que el calor se mantenga, y en el peor de los casos, para impedir que la lluvia nos cale. Además, ¡nos sirve para llevar las orejas calientes!

A esto último, podemos añadirle unas orejeras, debido a que en muchas ocasiones el frío puede hacer que las orejas nos duelan y unas orejeras de forro polar fino son muy prácticas para combatir las bajas temperaturas a las que uno puede enfrentarse cuando va montado en su bici.

Finalmente, las gafas, aunque parezcan un complemento de verano, en invierno nos protegen de muchos factores como son el aire o la lluvia,  debido a que en muchos casos es tan fuerte que cuando vamos haciendo ejercicio esto puede resultar demasiado molesto y hasta impide que podamos continuar con nuestra ruta. Para que podamos conseguir una visión más óptica, aconsejamos que tengan lentes intercambiables, así podremos hacer frente a las diferentes adversidades que se nos crucen en el camino, como por ejemplo la intensidad de la luz, el viento o el barro. Por lo que, ¡acuérdate de llevar las gafas, que no ocupan nada en tu mochila!

Continuamos por la parte superior del cuerpo…

A la hora de elegir maillot, debemos tener en cuenta los grados a los que nos vamos a enfrentar… Porque ir bien equipados en la parte el tronco, es algo primordial a la hora de ir en bici. Para estos meses, lo mejor es utilizar el maillot de invierno, que además de ser de manga larga su tejido es más grueso y nuestro cuerpo quedará más protegido. Además, no podemos olvidar una camiseta interior térmica que a la vez que deja transpirar el sudor, hace una función excelente para que no nos quedemos fríos. Puedes usar una de manga corta o larga, eso dependiendo de la temperatura a la que te vayas a exponer. Y, si lo vemos necesario, podemos llevar debajo de la camiseta unos manguitos para que los brazos estén más calientes.

Asimismo, para combatir los días de lluvia o de mucho aire, es necesario tener en el armario una chaqueta impermeable o cortavientos, debido a que la sensación de frío en estos días aumenta y este tipo de chaquetas son primordiales en nuestra equipación.

Aunque si lo preferimos, una chaqueta térmica también es una buena opción para este tipo de ocasiones. Pero eso sí… si estás pensando en utilizar una, asegúrate que la temperatura realmente lo merece, o quítate alguna de las otras prendas ya que un exceso de ropa puede jugarte malas pasadas con el sudor y puedes sentirte realmente incómodo.

Para terminar con esta parte del cuerpo, las manos son una de las partes del cuerpo que más sufren cuando practicamos ciclismo, tanto por el roce con el manillar, como por el frío. De este modo, en invierno es conveniente que usemos guantes que nos cubran los dedos al completo, que nos garanticen un buen agarre y que su tejido impida tanto el paso del aire como que ayuden a transpirar el sudor.

Para acabar, vamos con la parte inferior…

El culotte, es un complemento base que tiene que estar entre nuestras prendas de ciclismo tanto de invierno como de verano. Su textura tan flexible, hace que tengamos una movilidad totalmente adecuada para subirnos a la bici las horas que nos apetezca. Asimismo, para las bajas temperaturas es conveniente que lleves un culotte largo con un tejido térmico para que la sensación de frío sea menor, pero si eres de los que les resulta incómodo, puedes optar por el corto. Además, para cubrir mejor tus piernas, puedes utilizar perneras, que cubren desde donde termina el culotte hasta los tobillos; o rodilleras, que como su propio nombre indica, cubren hasta debajo de las rodillas. Por lo que, aunque te sientas mejor con un culotte corto, tus piernas pueden estar protegidas por uno de estos dos complementos.

Has de saber, que, si llevas un culotte largo, a lo mejor estos complementos no son necesarios, por lo que piénsatelo bien a la hora de elegir qué ponerte ya que es de vital importancia que vayas lo más cómodo posible con una temperatura correcta.

 Para acabar con tu equipación de ciclismo de invierno, no debes olvidar algo tan importante como son los pies. Pero no te preocupes, porque hay unas zapatillas especiales para practicar ciclismo, éstas cuentan con una caña más alta acompañada de un velcro que impide que se meta el aire. Así, esta parte queda totalmente cubierta y no se te hielan los pies. También, puedes ponerte calcetines de invierno o unas punteras para combatir el frío, así como un cubrebotas para aislarte mejor del viento. Eso sí, tienes que tener cuidado al elegir porque el pie es una de las partes del cuerpo que más suda, así que ¡piénsatelo bien!

   ¡Ahora ya no tienes excusa para no coger la bici! Con estos consejos que te hemos dado desde CUSFIT, estás preparado para hacer frente a cualquier temperatura! ¡Anímate y no dejes que el frío te impida practicar este deporte tan fantástico y divertido!

Si se te ocurre algún complemento o prenda más que se nos haya escapado comentar, ¡puedes poner tu comentario y ayudarás a otros aficionados del ciclismo como tú!

Leave a Reply

* Name:
* E-mail: (Not Published)
   Website: (Site url withhttp://)
* Comment:
Type Code